GALERÍA FORUM
DESDE 1974
AV. LARCO 1150 SÓTANO
MIRAFLORES LIMA PERÚ
info@galeriaforum.net

 

Texto de Gilbert Vicario, Curador Senior, Des Moines Art Center (EE.UU.)

La nueva serie de pinturas de Michelle Prazak representa un conjunto de historias abstractas superpuestas que transitan a través del tiempo y el espacio. Las pinturas son geométricas y constructivas y las marcas en sus superficies y su profundidad ilusoria niegan un origen prescrito pero apuntan hacia indicadores históricos específicos que le infunden complejidad al tema. Transiciones en Tiempo y Espacio está compuesta por óleos sobre tela donde planos de color desaturado han sido superpuestos sobre delicadas estructuras reticulares. En algunos casos el avance de estos planos bifurca el lienzo de una manera horizontal; en otras, verticalmente. El título de la serie sugiere una tipología, una musicalidad y un ritmo que se activa por medio de los componentes individuales que constituyen la serie. A su vez también  alude a un grupo de fotogramas que, cuando se observan en conjunto, casi implican un sutil movimiento de dimensiones proto-cinemáticas.

Aún cuando estos patrones rítmicos pueden aparentar estar más cercanamente alineados con la tradición del abstraccionismo cinético que influenció a varias generaciones de artistas en Europa y en Sudamérica, esto solo representa una aproximación superficial. La intención no es sobredimensionar sus orígenes estéticos,  pero  es posible argumentar que existe una conexión con las tradiciones constructivistas y concretas arraigadas en la concepción del Metaesquema de Hélio Oiticica, “meta” (más allá de la visión) y “esquema” (estructura), que se manifestaron en gouaches simples sobre papel que incluían formas geométricas que cambiaban de manera sutil. O quizás en las composiciones geométricas de Samson Flexor, el pintor ruso que estableció el Atelier Abstração en São Paulo en 1951. A partir de este punto también se pueden hacer otras comparaciones, incluyendo, pero no limitadas a, el Neo-Plasticismo, Max Bill, el Hochschule für Gestaltung, la Escuela de Ulm y el constructivismo europeo, a modo más general. Junto  con Kazimir Malevich, el padre del Suprematismo, estas influencias comienzan a amontonarse, o de repente es más apropiado decir que se comienzan a pelar como las capas metafóricas de una cebolla.

En la obra de Prazak la metáfora y la estructura se unen inesperadamente bien, tanto  en la analogía visual de las capas y su estructura arquitectónica, como en su capacidad para descargar la historia de su creación. Ella destaca dos fuentes primarias que son sorpresiva y visualmente astutas a la misma vez: “Mis dos principales influencias artísticas en este momento son Fra Angelico, por su uso sutil, conmovedor y preciso del color y el trazo, y Joseph Albers, por su estudio formal de la percepción y la forma, por sus inversiones y cambios visuales y su investigación de las dinámicas y la relatividad del color”. Ambas fuentes brindan una fundación sólida para lo que considera una práctica metafísica y espiritual: “Estoy fascinada por la extensión infinita del espacio en todas las direcciones y dimensiones y por cómo percibimos el espacio como un espejo multidimensional de nuestra conciencia”.  De esta manera es posible entender la utilidad ontológica de la abstracción para Prazak en la medida que ésta puede afirmar estar representando, casi  a nivel de una realidad virtual, nuestra capacidad colectiva para percibir y visualizar.  Transiciones en Tiempo y Espacio nos desplaza mas allá de una simple reducción de la forma al diseño geométrico y nos conduce a un lugar poderoso que resuena con una fuerza poética claramente marcada por el aquí y el ahora.