GALERÍA FORUM
DESDE 1974
AV. LARCO 1150 SÓTANO
MIRAFLORES LIMA PERÚ
info@galeriaforum.net

 

El psicólogo Carl G. Jung interpretaba el sueño de volar como el deseo de libertad, de liberarnos de nuestras frustraciones y limitaciones. Planteaba que el sueño cumple un rol preparatorio, como un ejercicio preliminar hacia el futuro, buscando en el inconsciente posibles soluciones o respuestas ante diversos escenarios, sin las restricciones que nos imponen la realidad.

Soñamos mucho más cuando somos niños, que cuando envejecemos. Pues disminuyen nuestras horas de sueño y por lo tanto disminuye el porcentaje de horas que pasamos en la fase REM (que es cuando nuestra mente “sueña”).

Quizás por eso nuestra fantasía es mucho mas activa en esa etapa de la vida. Conforme crecemos nos apegamos cada vez más al mundo tangible, pero a pesar del paso de los años, de alguna manera no perdemos esa pequeña ilusión de despegar los pies del suelo.

Aldo cuenta, “Desde niño he soñado con volar, tanto si estuviera dormido o despierto. No recuerdo si tenía alas o como era que podía volar. Recuerdo flotar por el aire, saltar sobre una baranda y tener el mismo peso que una pluma. Cuando tocaba el suelo, con un leve impulso volvía a surcar el cielo, pasando por encima del patio del colegio, luego con otro brinco pasaba por encima del auditorio y con un salto más ya estaba volando sobre las casas y las calles.

Cuando me preguntaban por que “andaba siempre en la luna” solo podía imaginar en lo que sería no tener gravedad y me pasaba horas mirando con fascinación y envidia como volaban los pájaros.”

Siguiendo con su estilo tan personal, Aldo nos presenta en esta ocasión un muy atractivo conjunto de móviles en donde da rienda suelta a la fantasía y ansias de volar, es el jabalí el protagonista esta ves, como astronauta, como libélula o caminante, si bien está presentes el humor acompañado de ironía, elementos siempre recurrentes en la obra de Shiroma, no se trata de la risa o la broma que la provoca sino mas bien una mirada reflexiva sobre la condición humana que de una manera lúdica y candorosa nos la presenta.