GALERÍA FORUM
DESDE 1974
AV. LARCO 1150 SÓTANO
MIRAFLORES LIMA PERÚ
info@galeriaforum.net

 

Pilar Aguirre inaugura su exposición individual de fotografía en la Galería Forum, destacada y talentosa artista, egresada de la Escuela  Corriente Alterna, con post grado en fotografía realizado tanto en Nueva York como Barcelona.  Acaba de ser seleccionada en la XXXVl Edición del premio Internacional de Grabado Carmen Arosena, España y será expuesta además de en el Concurso, en la próxima versión de Estampa en Madrid.

Expondrá un interesantísimo proyecto fotográfico  trabajado en el último año.

Durante los últimos años como artista plástica visual y especialmente como fotógrafa, le interesa más capturar y transmitir imágenes y sensaciones no del  mundo visible y real en el que vivimos, sino más bien, pasajes e instantes que de alguna manera son parte del  mundo real, pero que en su mayoría pasan desapercibidos, llevan un velo ilusorio que  hay que descubrir .

Se refiere, por ejemplo, a las luces y sombras, a lo invisible, a lo intangible, a lo imperceptible, al silencio, a la ausencia, finalmente a la abstracción.

Es todo un mundo paralelo al mundo real. Hasta qué punto son reales y hasta qué punto son  sólo una ilusión? Cuándo termina el mundo real y cuándo comienza el mundo irreal?
Cuánto puede ser representado y cuánto puede ser imaginado, cuánto puede ser visto y cuánto puede ser  mostrado?

Al final todo se reduce a  un juego de percepciones .

Este es el tema que le interesa  proponer para establecer un diálogo a través de su mirada y la del espectador, para develar lo que no se ve, y juntos hallar el sentido interior de las apariencias.

Elida Roman escribe:
“Las imágenes que nos presenta Pilar Aguirre, en estos ‘Juegos de ilusión’, conseguidas gracias a un manejo cuidado y preciso de la tecnología al servicio de un propósito deliberado y significativo, hacen retroceder a los orígenes mismos de la fotografía.  Según Hugo Schöttle, en la primera fotografía obtenida por Niépce, allá por 1826, todo lo que podía verse era una abstracción del motivo sobre la placa de zinc.  La técnica empleada solo le permitía retener los perfiles naturales en un dibujo indiferenciado de luces y sombras. Lo así fotografiado requería de una dosis de fantasía, un aporte privado y especial.

En estas fotografías de PA, tan inquietantes, imprecisas, ambiguas, pareciera encontrarse un discurso sobre la realidad, la capacidad de percibirla, la ambigüedad de lo visto y reconocido.  Son abstracciones surgidas de lo existente y material.  Recuerdan el esfuerzo por reconocer lo que no queremos olvidar, encontrar lo que deseáramos, quizás huir de la certeza por abrumante. Una imprecisión gobernada por el movimiento, ese devenir que asociamos con tiempo, cobijadas por esa incertidumbre del gris, todos los grises que permiten oscilar entre los extremos y a la vez, proponer el interrogante.”